Telemedical – La regla de los cinco segundos

Telemedical Potección | Telemedical bienestar > Telemedical blog > Telemedical – La regla de los cinco segundos

A pesar de lo inteligentes que son nuestros perros, aún confían en nosotros para cuidarlos.

Ahora que el verano finalmente parece estar haciendo su aparición, nuestros amigos caninos nos necesitarán más que nunca para asegurarse de que no pasen demasiado calor.

A diferencia de nosotros, los perros no pueden sudar, por lo que sucumben al golpe de calor (que puede ser fatal para ellos) mucho más rápido que los humanos, por lo que realmente debemos cuidarlos.

Esto incluye comprobar si el suelo está demasiado caliente para ellos cuando salen a caminar.

Afortunadamente, los veterinarios han lanzado un consejo que vale la pena recordar a los dueños de perros.

El truco de la regla de los cinco segundos

La regla de los cinco segundos consiste en lo siguiente. Coloque el dorso de su mano en el pavimento. Si no puede aguantar sin quemarse durante cinco segundos, hace demasiado calor para pasear a su perro.

Las patas de un perro son tan sensibles como los pies humanos y, por lo tanto, son susceptibles de quemarse dolorosamente y pueden sufrir estas quemaduras incluso en días que no consideraría demasiado calurosos.

Si la temperatura exterior es de unos agradables 25C, hay poco viento y la humedad es baja, el asfalto y las aceras pueden alcanzar unos abrasadores 52C.

En climas extremadamente calurosos, los veterinarios aconsejan que solo se debe pasear a los perros a primera hora de la mañana y a última hora de la noche.

Regla de los 5 segundos

¿Por qué debemos tener cuidado?

Las patas de los perros y las almohadillas de las patas de los perros, aunque son un tipo de piel resistente, pueden sufrir quemaduras de la misma manera que nuestras manos y pies. ¿Recuerdas ser un niño y tener los pies descalzos sobre el asfalto caliente? Imagínate eso, pero no poder escapar porque estás atado con una correa. Nuestros perros confían en nosotros para mantenerlos a salvo, por lo que es importante asegurarse de no causar daño a su perro cuando desea hacer algo divertido, como llevarlo a caminar.

¿Esta regla es es solo para el  asfalto?

Tenga en cuenta que hay otras superficies que también pueden calentarse mucho El cemento, la arena, la grava, la tierra e incluso otras superficies, como la parte trasera de una camioneta, pueden estar lo suficientemente calientes como para quemar las almohadillas de las patas de su perro, especialmente si tienen que pararse sobre ellas durante un período prolongado de tiempo. Pasear a su perro sobre el césped puede ayudar, pero si el día es lo suficientemente caluroso como para causar quemaduras con el asfalto, es posible que haga demasiado calor para dar un paseo. En su lugar, es posible que desee considerar algunos juegos dentro de la casa para que su amigo peludo haga ejercicio o darles golosinas para ayudar a su perro a liberar su energía.

Leave a Reply