Telemedical. Beneficios y problemas de la meditación

Telemedical Potección | Telemedical bienestar > Telemedical blog > Telemedical. Beneficios y problemas de la meditación

Se supone que practicar la meditación o las técnicas de mindfulness, le facilitará el camino hacia una vida más feliz y saludable. Pero, ¿qué dice la ciencia sobre estas prácticas? Telemedical te lo explica

La mayoría de las personas que se interesan por la meditación se sienten atraídas por ella gracias a la idea generalizada de que les ayudará a sentirse más tranquilos, más equilibrados y menos expuestos a los efectos del estrés diario.

La meditación no es de ninguna manera una práctica nueva. De hecho, ha existido durante miles, de años y forma parte de diversas culturas. Originalmente, la meditación tenía fuertes vínculos con la religión, no solo con el budismo, con el que la gente suele asociarlo, sino también con las prácticas cristianas.

De hecho, a muchas personas hoy en día con diferentes creencias religiosas les gusta incorporar la meditación como práctica espiritual.

Pero la meditación, y especialmente en los países occidentales, se ha alejado de sus raíces espirituales, convirtiéndose en una práctica más sencilla para la salud mental y el bienestar general.

Hay muchos tipos, pero los principales son la meditación mindfulness y la meditación trascendental.

El Mindfulness también se ha ramificado como una serie de prácticas que implican centrarse en pequeños detalles en el momento presente. El objetivo es ayudar a una persona a permanecer arraigada en el aquí y ahora y aliviar los sentimientos o estados de ánimo no deseados, como los episodios de ansiedad.

Las personas que se practican técnicas de atención plena y meditación, a menudo alegan que estas prácticas les permiten impulsar o mantener varios aspectos de su bienestar. Pero, ¿qué ha encontrado la investigación sobre los efectos de la meditación en la mente y el cuerpo, y hay algún daño potencial?

  1. Resistencia al estrés

Una de las principales razones que las personas citan cuando afirman que la meditación es beneficiosa es que les permite deshacerse del estrés que se acumula a diario debido a las presiones laborales o familiares.

La meditación puede hacerte más resistente frente al estrés diario.

Un estudio que investigadores asociados con el Centro para el Bienestar y el Logro en la Educación en San Francisco, CA, llevaron a cabo el año pasado, confirma que las personas que practican la meditación trascendental dijeron sentirse menos estresadas en el trabajo que sus compañeros que no meditaron.

Durante la meditación trascendental, por lo general, una persona se enfoca y repite un mantra (una palabra, sonido o frase especial) que está destinado a ayudar a la mente a calmarse. Pero, ¿por qué la meditación tendría un efecto positivo en las reacciones de nuestra mente y nuestro cuerpo al estrés?

Telemedical meditación
  1. Mayor autocontrol

La meditación y la atención plena parecen mejorar, no solo la resistencia de una persona a los factores de estrés, sino también su salud mental en general.

Prestarnos una atención consciente puede ser una estrategia útil para controlar el peso.

Por ejemplo, un estudio analizó los efectos de la atención plena en mujeres que experimentaron depresión, ansiedad y cambios de humor después de la menopausia.

Los autores encontraron que esta práctica ayudó a las participantes a minimizar los efectos de estos síntomas emocionales y psicológicos.

El objetivo de esta técnica no es vaciar la mente, sino convertirse en un observador de la actividad de la mente y al mismo tiempo ser amable con uno mismo.

El segundo paso, es crear una pausa. Respirar profundamente y observar nuestro propio espacio, pensamientos y emociones sin juzgar. La calma resultante ayuda a reducir el estrés.

Para ello, nuestro cerebro ha desarrollado un sistema de recompensa, que nos hace desear buscar experiencias que nos resulten placenteras: comer, beber y tener relaciones sexuales.

Un arma contra la adicción

En sí mismo, este mecanismo está destinado a ayudarnos no solo a sobrevivir sino a prosperar. Sin embargo, también puede conducir a la adicción si, por ejemplo, el cerebro se «atasca» en un circuito de retroalimentación con un estímulo placentero.

La investigación muestra que las técnicas de meditación y mindfulness pueden ayudar a una persona a luchar contra esos impulsos dañinos y ganar más autocontrol.

Millones de personas en todo el mundo ya disfrutan de los beneficios para la salud de las interacciones cuerpo-mente como el yoga o la meditación, pero de lo que tal vez no se dan cuenta es que estos beneficios comienzan a nivel molecular y pueden cambiar la forma en que nuestro código genético funciona.

Otra evidencia, también descubierta en 2017, indica que la meditación, junto con el yoga, promueve la resistencia al estrés al aumentar los niveles del factor neurotrófico derivado del cerebro, una proteína que protege la salud de las células nerviosas y ayuda a regular los procesos metabólicos.

Telemedical meditación
  1. Un cerebro más sano

La meditación, cuando se practica con regularidad, puede reconfigurar las vías neuronales en el cerebro. Así pues, la meditación puede ayudar a mantener joven el cerebro.

Los estudios indican que meditar incluso 20 minutos al día durante algunas semanas es suficiente para comenzar a experimentar los beneficios.

De hecho, numerosos estudios han encontrado que la meditación también puede ayudar a mantener la salud cerebral y la neuroplasticidad, la capacidad de las células cerebrales para formar nuevas conexiones.

  1. ¿Hay efectos no deseados?

Sin embargo, aunque tanta gente y tantos estudios apuntan a los beneficios de la meditación, algunas personas se sienten desanimadas por la práctica y dicen que, en lugar de ayudarles a mejorar su propio bienestar, desencadena emociones no deseadas.

También hay personas que prueban varias aplicaciones y videos de meditación, o intentan meditar con una persona en la vida real, y experimentan el mismo problema,  cuando me piden que me concentre en mi propia respiración, me pongo muy ansioso.

Algunas personas experimentan ansiedad y otros efectos no deseados durante la meditación.

Otras personas  dicen que la meditación los vuelve hipersensible a todo, como los sonidos y los movimientos, y eso los estresa.

Como resultado, recomiendan que las personas interesadas en este tipo de prácticas elijan a su instructor después de realizar una cuidadosa investigación de sus referencias.

Además, dicen que los terapeutas que deseen incorporar la meditación en sus prácticas clínicas deben, para mayor seguridad, someterse a un entrenamiento supervisado de atención plena durante un período de al menos 3 años, antes de intentar enseñar las técnicas de mindfulness.

Leave a Reply