La verdad sobre las mascarillas y el Covid-19

Telemedical Potección | Telemedical bienestar > Telemedical blog > La verdad sobre las mascarillas y el Covid-19

Telemedical. Toda la verdad sobre el uso de mascarillas en la pandemia

Hay una enorme desinformación sobre el uso de las mascarillas, y son infinidad los memes y las noticias falsas que circulan con respecto a su uso para disminuir la transmisión de COVID-19. Al igual que con muchos aspectos de la pandemia, el uso de mascarillas se ha politizado, lo cual es lamentable cuando se trata de salud pública. Las recomendaciones cambian a medida que la ciencia investiga y encuentra evidencias. Un nuevo virus con nuevas formas de contagio, como el coronavirus que causa COVID-19, requiere un tiempo para que los científicos nos digan qué es lo más seguro y por qué.

Inicialmente, había una significativa escasez de mascarillas para los trabajadores de primera línea, como pueden ser los sanitarios y los trabajadores de los supermercados, por lo que las autoridades se mostraron reacias a recomendar el uso de mascarillas al público en general. Es comprensible que las personas puedan mirar este antiguo consejo y no sepan qué creer. Pero lo cierto es que siempre deberíamos confiar en los científicos de salud pública y darnos cuenta de que sus recomendaciones pueden cambiar a medida que se dispone de mejores datos. Llevó años comprender completamente la transmisión del VIH. A las personas que ignoraron las recomendaciones de prácticas seguras en los primeros días del SIDA no les fue tan bien como a las que tomaron precauciones para protegerse y proteger a sus seres queridos.

Telemedical mascarilla

Lo que sabemos sobre el Covid-19 y el uso de mascarillas

El coronavirus se transmite principalmente de persona a persona a través de nuestra respiración. Mantenerse alejado de las personas (distanciamiento social) y disminuir los gérmenes que se transmiten entre las personas son dos maneras de disminuir la propagación del virus. Todos los datos respaldan el uso de mascarillas como una medida clave de salud pública para disminuir la propagación viral.

¿Son las mascarillas 100% efectivas?

La mascarilla estándar N-95 es 95% efectiva para mantener al usuario libre de inhalar partículas virales. Estas mascarillas están reservadas para trabajadores de primera línea en entornos de alto riesgo donde se mantienen en suspensión partículas virales. Las mascarillas quirúrgicas son menos efectivas y las cubiertas faciales de tela lo son aún menos para proteger al usuario. Sin embargo, incluso una reducción del 50% en la transmisión viral es estadísticamente importante.

Para el público en general, la razón para usar una cubierta facial es ayudar a proteger a otros de usted cuando tose, estornuda o incluso habla y rocía gotas virales en el aire. Muchas personas que se infectan pueden transmitir el virus COVID-19 sin saberlo porque tienen pocos o ningún síntoma. Por lo tanto, usar una mascarilla muestra respeto por los demás y es su forma de ayudar a disminuir la propagación de la enfermedad. Es importante que la mascarilla no sea tan gruesa como para que la respiración a través de ellas sea incómoda y agobiante. Los filtros es muy probable que no sean necesarios y pueden hacer que las mascarillas sean más incómodas.

El uso de mascarillas nos permite volver a trabajar y empezar a abrir la economía más rápido. No usar una mascarilla alrededor de otros sólo empeora la pandemia, provoca más enfermedades y empeora los efectos económicos”.

Telemedical mascarillas

¿Las mascarillas causan bajos niveles de oxígeno?

Con rotundidad, NO. Los profesionales sanitarios llevan mascarillas todo el día en el hospital. Las mascarillas están diseñadas para que se pueda respirar  y no hay evidencia de que quienes la llevan tengan niveles bajos de oxígeno. Sin embargo, las personas con problemas pulmonares de base deben hablar con su médico sobre el uso prolongado de mascarillas. No hay absolutamente ninguna evidencia científica de que el uso de mascarillas o el distanciamiento físico debiliten el sistema inmunitario.

¿Entonces, qué debería hacer?

Disminuir la gravedad de la pandemia se trata de estadísticas. Si desea evitar al 100% la infección, la única forma de lograrlo es aislarse por completo. Eso no es práctico ni mentalmente útil para la gran mayoría de las personas. Los siguientes pasos son hacer cosas que limiten la probabilidad de propagación de persona a persona. Estos incluyen distanciamiento y uso de mascarillas.

Cuanto más lejos esté de un paciente infectado, menos probabilidades tendrá de contraer el virus. Dos metros es mejor que un metro y cuatro metros es probablemente mejor que dos. En algún momento, el efecto de la distancia se vuelve estadísticamente nulo. Desafortunadamente, no hay un número correcto absoluto. El flujo de aire (interior, exterior, ventilación, viento, etc.), la temperatura, la humedad, la carga viral producida por la persona infectada y la susceptibilidad de la persona no infectada juegan un papel en la distancia que necesita estar.

Las mascarillas no son 100% efectivas, pero el uso de mascarillas disminuye el riesgo de propagación viral. Los profesionales de la salud pública creen que el uso de mascarillas y el distanciamiento social son las claves para controlar la primera ola y disminuir o evitar las siguientes oleadas del virus. El uso de mascarillas nos permite abrir la economía más rápido. No usar una mascarilla alrededor de otros solo empeora la pandemia, provoca más enfermedades y empeora los efectos económicos.

Leave a Reply