Electrosensibilidad. Qué es, síntomas y soluciones

QUÉ ES LA ELECTROSENSIBILIDAD

En el mundo en que vivimos, estamos rodeados de campos electromagnéticos que afectan a nuestra salud y bienestar y, que a veces pueden ocasionar enfermedades a no pocas personas.

La electrosensibilidad es una enfermedad rara que afecta a un porcentaje bajo de la población. Es por esta razón, por la que quizás no hayamos oido hablar de ella. así pues, encontrar una cura o desarrollar medicamentos para mejorar la calidad de vida de los pacientes con electrosensibilidad es muy poco rentable para los intereses de las industrias farmacéuticas. Es por ello que Telemedical quiere que tomes conciencia de su existencia.

Los medios de comunicación no hablan de esta enfermedad, a veces porque al afectar a tan poca población, no ha despertado demasiado interés, y otras debido a que las industrias eléctricas y de telecomunicaciones tienen un peso muy importante en nuestras economías y son un lobby de presión mediático.

Algunos de los síntomas de esta enfermedad son: Dolores de cabeza, caracter irritable, nerviosismo, insomnio, cansancio crónico, rigidez muscular, escozor ocular, congestión nasal… Y una extensa lista de síntomas que pueden estar relacionados con enfermedades de difícil diagnostico pero que frecuentemente describen el cuadro médico de la hipersensibilidad electromagnética como una enfermedad de sensibilización central.

EFECTOS EN LA SALUD

La electrosensibilidad es más frecuente en pacientes con un sistema inmunitario debilitado (tratamientos contra el cáncer, dolor crónico, personas operadas recientemente, tranplantes, etc…), niños y ancianos, aunque una persona sana puede empezar a padecerla si se encuentra expuesta de forma intensa y prolongada a la contaminación electromagnética.

Suecia ha sido el primer país en reconocer la enfermedad y el año 2019 ha sido ya reconocida por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón como causa de accidente laboral.

Cómo prevenirla

Las antenas de telefonía móvil, los teléfonos inalámbricos, los routers de wifi y ¡oh sorpresa! Los nuevos contadores eléctricos inteligentes son una fuente de emisión constante de radiaciones electromagnéticas. Como individuos y guardianes de nuestra salud y de nuestra familia debemos identificar el origen y alejarlo de nuestro ámbito más próximo.

Desconectar la red de WiFi si no la estamos utilizando, desenchufar los pequeños aparatos electrodomésticos si no están en uso (secadores, robots de cocina, cafeteras, microondas, aparatos de música); ubicar, si es posible, los contadores eléctricos fuera de la vivienda; y cambiar la manta eléctrica por la bolsa de agua caliente de toda la vida pueden ayudar a poner remedio.

Sin embargo, en ocasiones las causas están ocultas. Es en este punto donde entran las mediciones de contaminación electromagnética. Por ejemplo, un aparato eléctrico del vecino o un cableado eléctrico deficiente en las paredes pueden ser los causantes de esos trastornos ligados en muchas ocasiones a la fibromialgia, depresión, alzheimer, párkinson o las enfermedades autoinmunes.

Un estudio de radiaciones electromagnéticas en nuestra vivienda o en nuestro lugar de trabajo y la corrección de los puntos problemáticos, ayudan a convertir nuestro entorno en un hogar más sano y prevenir la hipersensibilidad electromagnética.

Electrosensibilidad
Telemedical protección electromagnética

Leave a Reply