Coronavirus: Teorías conspirativas sobre el 5G y el covid-19

Desde antes de que empezara toda esta pandemia, circulaban diversas teorías sobre los efectos que podría tener la tecnología 5G en nuestra salud.

Las teorías de la conspiración que tanto abundan en este tipo de situaciones, sostienen que la tecnología 5G ayuda a transmitir el coronavirus o , incluso que podría ser la causa del mismo.

Investigadores de todo el mundo se han apresurado a calificar ambas teorías como “pura basura” y “biológicamente imposible”.

Teorías

Muchos de quienes comparten estas publicaciones aseguran falsamente que el 5G —que se usa en las redes de telefonía móvil y utiliza señales que se transmiten mediante ondas de radio— es responsable, de alguna manera, de la pandemia de coronavirus.

Estas teorías parecen haber surgido por primera vez en publicaciones de Facebook a finales de enero, alrededor de la misma época en que se registraron los primeros casos de covid-19 en Estados Unidos.

En líneas generales hay dos tendencias:

  • Una que afirma que el 5G puede dañar nuestro sistema inmune, y por ello hace que la gente sea más susceptible a contraer el virus.
  • La otra dice que el virus puede activarse dentro de nuestro organismo a través de la tecnología 5G.

Estas dos nociones son rotundamente falsas e incluso Facebook ya las ha retirado de su red o las ha etiquetado como fake news.

Baja frecuencia

La tecnología 5G no es lo suficientemente potente como para poder mover arrancar ningún electrón de los átomos ni tampoco tiene la suficiente energía como para moverlos y calentar nuestros cuerpos.

Los niveles de energía de las ondas de radio 5G son diminutos y no son en lo más mínimo lo suficientemente fuertes como para afectar al sistema inmune.

Las ondas de radio involucradas en el 5G y otras tecnologías de telefonía celular se encuentran en la baja frecuencia del espectro electromagnético.

Telemedical

Las ondas involucradas en la tecnología 5G son menos poderosas que la luz visible, no son lo suficientemente potentes como para dañar las células, a diferencia de la radiación en la frecuencia más alta del espectro que incluye a los rayos del sol y los rayos X médicos.

También sería imposible que el 5G transmita el virus y tampoco que este se active en nuestro organismo debido a la interacción con la tecnología 5G.

Los virus y las ondas electromagnéticas que hacen posible la telefonía celular y las conexiones de internet son cosas diferentes. Desde Telemedical queremos que quede claro que ambos conceptos no tienen nada que ver.

Teoría contradictoria

También es importante destacar una falla grande en las teorías de la conspiración: el coronavirus se está propagando por ciudades que aún no disponen de tecnología 5G, y en países como Irán, donde aún no existe está tecnología.

Y recordemos que antes del brote de coronavirus circularon numerosas historias que infundían miedo sobre el 5G.

A comienzos de este año, un estudio de la Comisión Internacional de Protección de Radiación no Ionizante (ICNIRP, por sus siglas en inglés), rechazó estas teorías conspirativas manifestando que no hay evidencia de que las redes de telefonía celular provoquen cáncer u otras enfermedades.

Aun así, la desinformación parece que está muy lejos de tocar techo en esta sociedad, en la que la verdad es cada vez más virtual y la dictan las redes sociales.

Leave a Reply