3 Tipos diferentes de materiales de blindaje contra la radiación

Rate this post

Durante décadas, el plomo ha sido considerado el paradigma en el blindaje contra la radiación. El material es barato, fácil de procesar y proporciona una protección duradera. Sin embargo, ha habido un aumento abrumador en las preocupaciones de salud, seguridad y medio ambiente sobre la minería, el procesamiento, el manejo y la eliminación del plomo. De hecho, el plomo ya ha prohibido su uso en muchas aplicaciones, tales como combustibles de motor, pintura y tuberías de agua. Si esto es un indicio, el cese del plomo continuará extendiéndose por todas las industrias.

Desde que se descubrió que la radiación tiene efectos adversos en el cuerpo humano, los expertos han estado desarrollando materiales de blindaje alternativos que ofrecen una protección fiable. Ya sea que simplemente tenga curiosidad o busque activamente información sobre el blindaje contra la radiación, a continuación le presentamos algunos de los materiales que se utilizan con más frecuencia:

Blindaje de plomo tradicional

El plomo es un elemento químico suave, maleable y resistente a la corrosión, lo que lo convierte en un material ideal para su uso como protección a largo plazo. En su forma más pura, el plomo es frágil y no se puede usar como el paño que normalmente se ve en una sala de rayos X. Sin embargo, cuando se mezcla con vinilo y otros aglutinantes, se puede convertir en un material flexible y duradero.

El plomo se ha utilizado tradicionalmente en una variedad de aplicaciones debido a su costo, masa y capacidad de protección contra la radiación, pero estos beneficios se compensan con las crecientes preocupaciones de salud y ambientales. Los materiales tradicionales a base de plomo se consideran ahora tóxicos y los problemas de eliminación de residuos constituyen una motivación adicional para el desarrollo de una solución alternativa.

Blindaje compuesto de plomo

El blindaje compuesto de plomo implica mezclar plomo con materiales más ligeros para alcanzar un cierto nivel de protección. Estas mezclas compuestas a base de plomo son una mezcla patentada de plomo y otros metales pesados que atenúan la radiación. Los materiales compuestos de blindaje contra la radiación son más ligeros que el plomo tradicional, pero están disponibles en los mismos niveles de protección de equivalencia de plomo.

En 1963, un tanque de gas compuesto de plomo fue enterrado. Cuando fue desenterrado más de 25 años después, aún estaba en buenas condiciones y no mostraba signos de fuga o corrosión. Aunque no es la razón principal por la que se han desarrollado los compuestos avanzados, sin duda es una prueba de su longevidad.

Blindaje sin plomo

Los materiales compuestos no tóxicos, de polímero metálico, proporcionan una manera eficiente y rentable de eliminar los peligros asociados con los materiales de plomo. Por lo general, está disponible a un costo más bajo en comparación con materiales alternativos, lo que proporciona una defensa eficaz contra los recientes aumentos en el precio del plomo.

Este tipo de material se crea utilizando las mismas técnicas que en la ingeniería de materiales compuestos, pero sin el uso de plomo. El moldeado de compuestos ha permitido a los expertos crear materiales que, cuando se combinan, ofrecen la misma cantidad de protección que el blindaje de compuestos de plomo. Los compuestos sin plomo pueden formularse a medida en una amplia gama de densidades, resistencias al impacto, flexibilidades y temperaturas de deflexión por calor. Estos materiales respetuosos con el medio ambiente y duraderos pueden utilizarse como sustituto del plomo para aplicaciones de blindaje contra las radiaciones o de pesaje.

¿Qué material es el mejor para usar?

Los materiales de protección contra la radiación varían mucho, pero estos son algunos de los más comunes. Aunque los tres tipos de materiales de blindaje tienen sus propias características y beneficios, hay varios factores que deberá considerar antes de tomar una decisión. Tradicionalmente, el plomo ha sido el componente clave en la fabricación de materiales de protección contra la radiación, pero las recientes preocupaciones regulatorias han posicionado al plomo como tóxico y ambientalmente indeseable. Los materiales de blindaje sin plomo ofrecen una alternativa viable, rentable y ecológicamente racional a los materiales compuestos tradicionales de plomo y plomo.